Murakami destaca el lado “físico” y musical de su obra en su debut como DJ

EFE

  • Condujo un espacio radiofónico en el que respondió a preguntas de los fans y pinchó sus temas favoritos.
  • Para el nipón, el ejercicio le "ayuda a escribir bien".

Haruki Murakami

Haruki Murakami afirmó el domingo que la música es lo que más ha influenciado su obra, y destacó el aspecto "físico" de la literatura durante su debut como locutor y DJ en un programa especial en la radio nipona.

El autor de Tokio Blues (1987), que apenas concede entrevistas y es poco dado a las apariciones mediáticas, se estrenó el domingo como conductor de un espacio radiofónico titulado Run & Songs (Carreras y Canciones), dedicado a sus dos grandes pasiones.

"Más que aprender técnicas de escritura a partir de novelas de otros autores, tiendo a prestar atención al ritmo, las armonías, la improvisación libre y ese tipo de cosas", dijo en respuesta a la pregunta de un oyente sobre las principales influencias en su estilo literario.

Gran aficionado a la música clásica, el jazz y el rock, Murakami también habló sobre su pasión por correr maratones (participa en una al año), y destacó el papel que el ejercicio físico desempeña en su literatura.

"Es difícil escribir de forma continuada novelas durante largos períodos de tiempo sin un estado de forma básico", dijo Murakami.

El autor nipón, de 69 años, añadió que mantener sus piernas en forma "ayuda a relajar la parte superior del cuerpo y a escribir bien".

Entre las piezas musicales de su colección personal que pinchó durante la jornada se encontraron versiones rock de estándares de jazz, como Between the Devil and the Deep Blue Sea, de George Harrison, o What a Wonderful World, de Joey Ramone.

También hizo sonar en antena Sky Pilot de Eric Burdon and the Animals, y afirmó que sintió "algo especial" cuando oyó este tema lanzado en su época, en plena Guerra de Vietnam.

Consultorio en línea

La idea para el programa nació de un consultorio en línea en el que trabajó durante más de tres meses en 2015 y en el que contestaba a las dudas, inquietudes y curiosidades de sus lectores, que después plasmó en el libro Murakami san no tokoro (El espacio del señor Murakami).

Los oyentes pudieron enviar previamente sus preguntas al escritor sobre música u otras cuestiones a una web habilitada por la propia emisora.

Murakami es un conocido melómano y su amor por la música le llevó a trabajar en una tienda de discos y después a regentar durante años un club de jazz.

Esto queda patente en obras como Baila, baila, baila (2012) o la más reciente Matar al comendador (2017), donde la ópera Don Giovanni de Mozart actúa como banda sonora; así como en otros relatos y sus extensas referencias a los Beatles.