La organización del concierto cancelado en Santander niega que Guetta haya devuelto el caché

EUROPA PRESS

David Guetta

La empresa organizadora del concierto que David Guetta tenía que haber ofrecido el pasado sábado en Santander, pero que el DJ francés canceló a última hora por problemas técnicos de su avión privado que le impidieron volar desde Moscú, niega que el artista haya devuelto el caché que cobró, en su totalidad y con un mes de antelación, como él mismo anunció que había hecho a través de su cuenta de Facebook.

Además, la organización del festival programado en La Campa de la Magdalena exige al parisino que pague también el resto de gastos de producción (técnica y logística) del evento para poder iniciar el proceso de reembolso de las entradas al público, cerca de 10.000 personas.

"David Guetta, a 2 de agosto de 2018, no ha devuelto el caché como anunció ayer en redes sociales", aseguran en un comunicado los organizadores, que confían en que el artista internacional "no defraude una vez más su propia palabra y pague" y no solo el caché, pues es "una fracción de los gastos" derivados del fallido concierto.

Los responsables de la cita, que cerraba las actuaciones musicales de la Semana Grande de Santander, consideran que el DJ galo "actuó, en el mejor de los casos, con muy poca previsión y con un muy arriesgado plan de viaje", al pretender llegar a la capital cántabra "horas después" de actuar en Rusia y "horas antes" de intervenir (el domingo 29) en el festival belga Tomorroland.

Aún así, tienen "esperanzas" y siguen "trabajando" para llegar a un "acuerdo amistoso" con Guetta, "único responsable de su incomparecencia y de los innumerables daños y perjuicios irrogados a la organización, sus fans y a la ciudad".