Diego El Cigala llevará sus ‘Lágrimas Negras’ al Sonorama el 9 de agosto

EFE

  • El cantaor es la gran apuesta del festival, tras la cancelación de Julio Iglesias.
  • Al músico le acompañará en el piano Chucho Valdés, hijo de Bebo.

Diego 'El Cigala'

La última incorporación al cartel del festival de música Sonorama Ribera, que se celebrará del 9 al 12 de agosto en Aranda de Duero (Burgos), es el cantaor flamenco Diego El Cigala que interpretará el emblemático disco Lágrimas Negras que grabó hace 15 años con el pianista cubano Bebo Valdés.

Después de desvelar las grandes bandas de esta 21ª edición del Sonorama Ribera como Liam Gallagher, , Izal y La M.O.D.A., entre otros, la organización ha dejado para este lunes el anuncio de su última sorpresa, Diego El Cigala, uno de los cantaores flamencos más conocidos por el gran público.

Parte de esta popularidad se la debe al disco Lágrimas Negras, una suerte de música flamenca y cubana que grabó con Bebó Valdés cuando este, fallecido hace cinco años, contaba con 76, dando un ejemplo de fusión y reinvención.

Lágrimas Negras, disco del que se han vendido más de un millón de copias, fue un experimento de canciones clásicas cubanas como Lágrimas negras, Veinte años y Se me olvidó que te olvidé, entre otras.

El Cigala y Bebo trabajaron juntos en el disco Corren tiempos de alegría y ambos sintieron la necesidad de profundizar esta colaboración, encontrando en el director y productor Fernando Trueba al cómplice que les permitiría materializar las ideas que se agolpaban entre la voz y el piano.

Así se gestó Lágrimas negras, un disco que pasó de ser un proyecto íntimo y espontáneo a convertirse en un éxito, traspasando las fronteras de lo flamenco y lo latino y avalado por excelentes críticas.

Para su actuación en el Sonorama el jueves 9 de agosto, Diego El Cigala contará con el hijo de Bebo, Chucho Valdés, al piano.

El coordinador de la Asociación Art de Troya (organizadora del festival), Javier Ajenjo, ha explicado que con el concierto de El Cigala, Sonorama arriesga y rompe barreras de nuevo, como ya ha hecho en ediciones anteriores con las actuaciones de El Dúo Dinámico, Camela o Raphael, entre otros.

Para otro año tendrá que esperar el concierto de Julio Iglesias, uno de los sueños del Sonorama y que el año pasado el propio cantante anunció en una entrevista pero que, finalmente, no ha podido ser. "Nuestra apuesta es la música, sea del tipo que sea", zanja Ajenjo.