Bomba Estéreo: “Colombia tiene un gobierno de extrema derecha, tocará hacer resistencia con nuestra música”

MARÍA TORO

  • El dúo llega a Noches del Botánico (Madrid) con su último disco, 'Ayo' (Sony, 2017), y su mezcla de estilos y baile.
  • "En esta era global, el lugar de donde vienes es lo que te hace diferente al resto".
  • "La música no es un camino hacia la fama, es un instrumento de transformación".

Bomba Estéreo

Son colombianos, cinco trabajos discográficos a su espalda les consolidan como los anfitriones del baile con unos directos llenos de color: Bomba Estéreo viene dispuesto a arrasar la noche de este jueves Noches del Botánico en Madrid con los temas de su último disco, Ayo (Sony, 2017).

La voz de Li Samuet, junto a la magia sobre los instrumentos de Francisco Pacho Carnaval, crean una mezlca en sus temas de reivindicación social con un punto optimista y, ante todo, la máxima de pasarlo bien. Su mezcla de estilos, desde el rock hasta el rap, pasando por el reggae y la electrónica, les han llevado a la mismísima Casa Blanca (Obama confesó ser fan de su trabajo) y a hacer un dúo con Will Smith.

Antes de su directo, 20minutos habla por teléfono con Francisco, quien se encuentra en Colombia, país que les ha inspirado para este último álbum.

Su último disco se títula Ayo, ¿qué significa?
Ahora mismo estamos en una segunda, fase, porque lo sacamos el año anterior y este es el último en el que salimos de gira, en 2019 tocará crear uno nuevo.

La palabra "Ayo" tiene un significado abierto, pero está muy relacionada con que el disco lo hicimos en un lugar muy especial en Colombia, en la Sierra Nevada de Santa Mar, es un lugar en la costa del Caribe muy poderoso porque está poblado por comunidades indígenas. Es un sitio muy poderoso y espiritual porque es el lugar del mundo donde la nieve está más cerca del mar Caribe. "Ayo" es una palabra muy importante para estas culturas, porque la hoja de coca se considera sagrada, es un árbol sagrado, y los indígenas la mastican desde hace años; "Hayo" es el nombre con el que ellos bautizaron a esta hoja. Bautizamos así el disco como un homenaje a esta comunidad. En el diccionario tiene varios significados, aparte de este, y nos pareció lindo que fuera algo que cada persona puediera darle su propia interpretación.

¿Y para Bomba Estéreo?
Para nosotros es un homenaje a ese lugar y a esa cultura que nos han inspirado para grabar el disco. Hicimos un ritual de iniciación antes de crear el disco con ellos, para pedir permiso para poder trabajar y hacer música en ese lugar y que los indígenas nos abrieran las puertas de su hogar. Todo esto se ve en el documental que hicimos sobre la experiencia, que está colgado en nuestro canal de Youtube.

En Ayo (Sony, 2017) realizan una búsqueda de las raíces, regresan a su país natal, ¿por qué es tan importante no olvidar de dónde venimos?
Porque esta era que nos ha tocado vivir, en plena globalización, donde las redes sociales son tan fuertes, lo que marca la diferencia y lo que te hace único y diferente al resto es precisamente el lugar de donde vienes. A nivel artístico, a la hora de expresarnos, es lo que marca la diferencia. Bomba Estéreo hace música electrónica, pero tenemos nuestras raíces y una música que viene de ese lugar y ese es el punto distinto con el resto de bandas. Provenimos de Latinoamérica, donde hay una mezcla muy amplia de culturas tan híbridas… volviendo a las raíces más profundas descubrimos realmente cómo somos.

¿Qué han aprendido de esta experiencia como grupo?
Que la música no es un camino hacia la fama, ni hacia el reconocimiento, sino que es un instrumento de transformación y es capaz de cambiar tanto a uno mismo, como al resto de personas. No creemos que nadie esté por encima de su público, sino que compartimos una energía transformadora y debemos ser responsable con ello y con nuestro éxito. La música es el arte que más toca a las personas, de una manera muy bonita y muy libre, tenemos que ser conscientes de eso y saberlo manejar. Hay que liberar mensajes con nuestra obra para que la gente cambie y sea un poco mejor, porque la música puede cambiar la realidad.

Sus canciones están plagadas de mensajes reivindicativos: en Flower Power elevan el pder femenino, aboga por la eliminación de las fronteras, Soy Yo es un himno antibullying… ¿Es Bomba Estéreo una banda reivindicativa?
Sí, hemos descubierto que uno llega a reivindicarse con uno mismo. Al ser humano le falta mirarse hacia dentro, porque siempre mira hacia afuera, siempre queremos ser más de lo que somos y desconectamos de nosotros mismos. Nosotros creemos que tenemos que mirarnos hacia adentro, porque es donde vamos a encontrar todas las respuestas, qué es lo que uno quiere ser; es un camino hacia la felicidad. Nuestra música apunta hacia eso y combinándola con el baile ya es una bomba, porque con la danza nos encontramos conmigo mismos y encontramos respuestas.

Puede sorprender que usen el baile para la reivindicación social.
Venimos de una cultura de baile, somos colombianos, es una culutra tropical y crecimos bailando, es parte de nuestro ADN. El baile es un ritual para conectarse con lo espiritual, así que poder hacer las dos cosas a la vez una bendición. Cargamos nuestras canciones de denuncia aunque sin volvernos discursivos, no queremos hacer canciones protesta. Queremos que con el baile el mensaje llegue más hondo y la gente pueda expresarse e identificarse mejor con nuestras letras.

Su baile se ha expandido por todo el mundo, incluso a llegado al mismo Obama, ¿por qué creen que un grupo como el suyo ha gustado tanto?
La gente necesita mucho el baile para salirse de la cotidianidad, de la rutina, y la música de colombia es muy poderosa en ese sentido, invade al mundo en todos los ámbitos. La música aquí siempre ha sido muy fresca, somos multiculturales, tenemos muchas influencias, somos una raza híbrida y eso hace que nuestros sonidos sean más interesantes y frescos. A la gente le gusta eso, le gusta escuchar cosas nuevas y Colombia tiene mucho de eso. Todo el mundo quiere bailar y pasarlo bien.

Trasladan esa energía al escenario con una impresionante puesta en escena…
Nos gusta mucho explorar eso, el tema visual es muy importante para nosotros y tenemos una influencia muy fuerte del Carnaval de Barranquilla. Es importante trasladar nuestro mensaje al escenario con elementos que hablen de lo mismo, que transmitan nuestras canciones, es una manera muy interesante de hacer un concierto. Siempre experimentamos, ahora llevamos una dinámica de la jungla, con muchos colores.

También tienen un fuerte compromiso con el medioambiente, son embajadores de la Gran Alianza Contra la Deforestación.
Gracias a nuestra experiencia grabando este disco nos hemos conectado mucho con la naturaleza y el medioambiente en Colombia, que es un país verde y natural y, a la vez, está muy amenazado. Quisimos formar parte de esta alianza para crear conciencia sobre el tema, tenemos un proyecto en el principal río de Colombia para salvarlo también…

Y se han implicado mucho por redes sociales con las pasadas elecciones colombianas, llamaban a votar a todo el mundo.
El tema político en Colombia está fatal, al igual que en el resto del mundo, Colombia no es una excepción. Acabamos de entrar en un gobierno de extrema derecha, así que tocará hacer resistencia con nuestra música y tratar de que este Gobierno no se trague lo último que nos queda de naturaleza. Tenemos nuevo presidente (Iván Duque, del Partido Centro Democrático) y vamos a entrar en una era desconocida, no sabemos qué va a pasar, pero la situación está complicada. Tenemos miedo por el Gobierno, pero sobre todo incertidumbre, el país está muy dividido. Por nuestra parte, tenemos que seguir reivindicando con nuestra música y alentar a la gente a que el cambio llega desde nuestro lado, depende de nosotros. Queremos cambiar esa conciencia y darle las herramientas a la gente para que todo cambie.

En una entrevista dijeron: "Queremos ser una banda mainstream". ¿Siguen pensándolo?
[risas] Lo importante es llegar al máximo de gente posible y creo que lo hemos logrado. No somos una banda súper mainstream, pero nuestro público ha ido creciendo y de forma fiel a nuestro sonido y ojalá consigamos mantener eso con trabajo duro.