Katy Perry monta un parque de atracciones ambulante en Barcelona dentro de su gira ‘Witness The Tour’

EFE / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

Katty Perry en Barcelona

Marionetas gigantes, fuegos artificiales y todo tipo de atracciones de feria han deslumbrado a los fans que han acudido al concierto de Katy Perry en Barcelona, la única parada española dentro de su gira europea Witness The Tour.

Volando y enfundada en un traje rojo, la cantante dio comienzo a un show colorido y fastuoso, en el que no ha faltado de nada. La locura del parque de atracciones ambulante que rodea a la cantante norteamericana continuó con Act My Age, Teenage Dream y Hot n Cold, acompañada de dos bailarines disfrazados flamencos y uno de tiburón.

???????????? #shark#katyperry#katy#perry#tour#2018#Barcelona#witness

Una publicación compartida de Mary PainKiller (@marypainkiller) el28 Jun, 2018 a las 10:07 PDT

En este punto, la novia de Orlando Bloom ya había hecho el primer cambio de ropa (en total fueron cinco y cada cambio lo hace en 30 segundos) y llevaba un top iluminado en el que ponía en español: "caliente y frío" y "muchas gracias".

Costume change in 30 seconds or less or your pizza is free ???????????????? @katyperry (Check my Insta-stories for more backstage antics from this kitty’s concert in Paris) pic.twitter.com/nDjwRxJ5oH

— Derek Blasberg (@DerekBlasberg) 31 de mayo de 2018

En E.T. ha aparecido un bailarín vestido como un insecto alienígena y en Bon Appétit, Perry se ha dejado cubrir con lentejuelas salidas de enormes frascos de sal y pimienta. Y por si no habían tenido suficientes emociones, los corazones se han acelerado cuando la estrella anunció que alguien subiría con ella al escenario.

La afortunada ha sido una niña, de 11 años, que ha puesto el toque tierno al concierto, justo antes de que se hayan encendido las luces de los móviles para iluminar la interpretación de One of us.