Elvis Costello repasa sus clásicos en las Noches del Botánico de Madrid

EFE

Elvis Costello, en las Noches del Botánico

Elvis Costello inauguró este jueves la tercera edición de Noches del Botánico, el festival que se celebra en El Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid. El evento reunirá hasta el 29 de julio a 70 artistas en 30 noches de conciertos al aire libre y para el que ya se han vendido más de 45.000 entradas.

Fue un programa doble que comenzó a colorear el brasileño Seu Jorge, concretamente de verde carioca, tanto la flora circundante como los clásicos de David Bowie que acomete en su disco The life aquatic studio sessions.

Después fue el turno del crooner, más habitual en la escena madrileña, la cual acostumbra a agitar aproximadamente cada tres años y siempre bajo fórmulas nuevas, ya sea en formato acústico, como la que lo trajo por última vez al Teatro Monumental en 2016, o acompañado, como cuando en 2007 compartió escenario con su amigo Allen Toussaint.

Lo mejor de la velada

A la capital española Costello llegó esta vez junto a The Imposters, la banda que lo parapeta desde principios de siglo y en la que militan algunos de sus primeros correligionarios, los míticos exThe Attractions Steve Nieve a las teclas y Pete Thomas a la batería, además de Davey Faragher al bajo.

De su mano procuró a un aforo completo (3.600 personas, según la organización) un repaso de 1 hora y 40 minutos por lo más granado de su vasta producción, sobre todo de la primera mitad de esas dos docenas de discos de estudio en solitario (y un puñado más en colaboración) que arrancaron en la escena londinense pub-rock de los años 70 y tuvieron sus escarceos con el punk.

Provisto de sus icónicos gafotones, el espectáculo arrancó con Wonder woman y un sonido que ensuciaba esas canciones que compuso "cuando era solo un muchacho", como Less than zero, primer sencillo de su carrera, la tónica soul de Tears before bedtime o la psicodelia de (I don't want to go to) Chelsea.