Charlize Theron vale para todo, de heroína de acción a madre estresada

CARLES RULL

  • El viernes 22 de junio estrena su nueva película, 'Tully', en la que interpreta a una madre de tres hijos.
  • Ganadora del Óscar por 'Monster', la actriz de origen sudafricano ha destacado en géneros muy distintos.

Tully

A Charlize Theron no le gusta acomodarse. Para Tully, su nueva película como protagonista y que se estrena en nuestros cines el 22 de junio, ha llegado a engordar 22 kilos. Interpreta a una madre de tres hijos, uno de ellos recién nacido, exhausta y cuyo hermano le ofrece contratar los de una niñera.

Un cambio físico, rompiendo con su imagen más estilizada, que siempre supone un reto para cualquier intérprete. Tully está dirigida por Jason Reitman, realizador de Up in the Air o Juno, y que ya la dirigió en Young Adult. Allí era una escritora en crisis existencial, intentando recuperar los años felices del instituto.

A sus 42 años, la actriz y modelo sudafricana nacionalizada estadounidense se ha impuesto a la carencia de papeles femeninos de relevancia en Hollywood a partir de una cierta edad. Un glamour y rigor profesional también a prueba contra la maldición que parece afectar a las actrices que ganan el codiciado Óscar para luego caer inmediatamente en el olvido.

Charlie lo consiguió a los 27 con Monster (2003), encarnando a una asesina en serie, y lo más chocante es que hace tan solo tres conquistó incluso a los críticos más exigentes en un rol de una película de acción, y además de género fantástico y siendo una secuela, como era su Imperator Furiosa en Mad Max: Furia en la carretera (2015).

Desde su Sudáfrica natal, y sus inicios como modelo, se trasladó a Nueva York para cumplir con su sueño de ser bailarina. Pero una lesión en la rodilla, a los 19 años, se lo impidió. En el cine entró por casualidad. La anécdota cuenta que una sucursal bancaria se negaba a pagarle el cheque de 500 dólares que le había entregado su madre. El escándalo que montó, y el que fuera una espectacular rubia, llamó la atención de un representante de actores.

Aunque no pareció ser una colaboración demasiado fructifera. El agente solo intentaba encasillarla en personajes de rubia cañón, en castings como el de Species o Showgirls. En 1995 debutó con un pequeño papel en Los chicos del maíz: la cosecha urbana, pero lo que asombró fue su intervención en un anuncio de Martini, también de alto voltaje sexual y en el que, al final y en la versión no censurada, su vestido de lana se enredaba en una mesa y se deshilaba empezando a dejar al descubierto sus nalgas.

En esos momentos aún era pronto para saberlo, pero había nacido una estrella, una de las mujeres que se convertiría en una de las actrices más cotizadas y respetadas por la industria y el público. Dos años después su gran oportunidad llegó con Pactar con el diablo, un thriller sobrenatural que la situó al lado de dos pesos pesados como el veterano Al Pacino y un joven y prometedor Keanu Reeves.

En 2005 sumó otra nominación al Óscar por En tierra de hombres interpretando a una madre soltera que intenta abrirse camino trabajando en las minas de hierro. Fue otro de los papeles alejados de la etiqueta de mujer florero a la que parecía destinada.

Un trastorno obsesivo compulsivo

A lo largo de su carrera no han faltado las películas románticas, como Noviembre dulce que volvió a emparejarla con Keanu Reeves, también propuestas más dramáticas y reflexivas combinadas con el cine de acción, en Aeon Flux, Hancock, The Italian Job, Atómica o en la saga Fast and Furious. Cuando en los últimos años se ha reivindicado la posibilidad de que hubiera una agente 007 Bond femenina su nombre siempre aparecen entre los principales candidatos.

En cuanto al episodio más trágico de su vida que más la ha marcado fue el asesinato de su padre en Sudáfrica. La autora fue su propia madre, Gerda Theron. Su padre era un alcohólico maltratador y una noche se presentó borracho y armado. "Golpeaba la puerta gritando que nos mataría con su escopeta", recordaba la actriz años después.

Para proteger a su hija, Gerda le disparó. La justicia sudafricana dictaminó el derecho a la defensa propia y no se presentaron cargos contra ella. Pero entre las secuelas reconocidas por la propia Charlize Theron está el que sufra desde entonces un trastorno obsesivo compulsivo.

Conectando con su nueva película, Tully, en la realidad Charlize es madre de dos hijos, niño y niña, y ambos adoptados. Entre sus parejas sentimentales ha estado vinculada sentimentalmente con los actores Sean Penn, Stuart Townsend y Keanu Reeves, o el líder de la banda de rock Third Eye Blind, Stephan Jenkins.

Los rostros de Charlize Theron

Joven esposa, rubia perfecta, en Pactar con el diablo (1997)

Pactar con el diablo

Fue su primer gran papel en el cine, y nada menos que junto a Al Pacino y Keanu Reeves. Interpretaba a la joven y bella esposa de un ambicioso abogado (Reeves). Su personaje era secundario, y el de una mujer florero, pese a ello empezaba a despuntar. No iba a encasillarse solo en papeles de chica guapa.

Asesina en serie en Monster (2003)

Monster

Para interpretar a la asesina Aileen Lee Wuornos, una prostituta lesbiana, engordó 15 kilos. Además se afeó el rostro con abundante maquillaje y prótesis dentales, para parecerse mejor al personaje real. También se involucró en la producción. Su esfuerzo le valió el reconocimiento de la Academia y ganaría al año siguiente el Óscar a la mejor actriz.

Reina malvada de cuento de hadas en Blancanieves y la leyenda del cazador (2012)

Blancanieves y la leyenda del cazador

Con corona, joyas y vestidos de lujo de época. Así se caracterizó para la versión en carne y hueso inspirada en el cuento de los hermanos Grimm. No fue una producción de Disney sino de los estudios Universal. A Blancanieves la interpretó Kristen Stewart, pero más de un crítico malicioso llegó a destacar que la auténtica bella de la función era, esta vez, la malvada madrasta que encarnaba Charlize.

Heroína de acción en Mad Max: Furia en la carretera (2015)

Mad Max. Furia en la carretera

El australiano George Miller retomó la popular saga del guerrero de la autopista en un mundo posapocalíptico y devastado, treinta años después y con Tom Hardy sustituyendo a Mel Gibson. Charlize destacó como Imperator Furiosa en su misión de conducir a cinco jóvenes, destinadas a formar parte del harén de un tiránico gobernante, hasta un quimérico paraíso.