5 curiosidades de la versión cinematográfica de ‘Los miserables’

D. G. M.

  • La Sexta emite la cinta, estrenada en 2012, este jueves.
  • El director quiso que todos los actores cantaran en directo.
  • El vestuario corre a cargo del diseñador canario Paco Delgado.

'Los Miserables'

La Sexta emite este jueves a las 22.30 horas la película Los Miserables, una superproducción realizada en 2012 y basada en el musical homónimo creado por Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg y, por supuesto, en la novela de Víctor Hugo.

La premiada y taquillera cinta esconde muchos secretos relacionados con la elección del reparto, el duro rodaje e incluso la presencia española dentro de los créditos. repasamos 5 curiosidades sobre este gran musical.

Nada de playback. El director de la cinta, Tom Hooper, quiso que cada escena recordara a la versión musical y para ello obligó a todos los actores a cantar en directo en cada escena. Según el realizador, si las tomas se realizaban con una grabación las canciones perdían fuerza y sentimiento.

Todos pasaron por audiciones. Da igual que los protagonistas fueran estrellas de Hollywood, todos los actores sin excepción tuvieron que enfrentarse a duras audiciones por parte del equipo técnico de la película. La de Anne Hathaway duró 3 horas.

Herencia familiar. Hablando de Hathaway, que ganó el Óscar a la mejor actriz de reparto ese año por su trabajo en Los miserables, el papel lo tenía más que aprendido por su madre, que interpreto a Fantine en numerosas ocasiones durante las representaciones del musical en EE UU.

Vestuario Made in Spain: El diseñador de vestuario Paco Delgado fue el encargado de trasladarnos a través de la ropa a la Revolución Francesa. Más de 2.000 vestidos y trajes fueron utilizados para la cinta, un gran trabajo que le valió la nominación al Óscar.

Cambio físico espectacular. Hugh Jackman interpreta en la película a Jean Valjean, un hombre que pasa de la opulencia a la cárcel en tan solo unos minutos de la cinta. Para conseguir lograr que el cambio físico fuera creíble, Jackman rodó primero las escenas en las que estaba en prisión, con barba y muy escuálido, para después hacer ejercicio y coger peso interpretando las tomas en las que el protagonista es rico.