The Weinstein Company se declara en bancarrota y renuncia a sus acuerdos de confidencialidad

20MINUTOS.ES

  • La compañía no ha podido hacer frente a su declive fulminante.
  • La Fiscalía le exigió liberar a sus empleados de los acuerdos de confidencialidad.

Bob y Harvey Weinstein

La que fuera la compañía de Harvey Weinstein, la antaño todopoderosa The Weinstein Company, se ha tenido que declarar en bancarrota después de no haber encontrado otra manera de hacer frente a su declive fulminante, que no pudo evitar ni despidiendo a su presidente, acusado por numerosas mujeres de acoso sexual.

La compañía anunció este lunes que Lantern Capital Partners comprará sus activos, valorados entre 500 y 1.000 millones de dólares, en una venta que tendrá lugar en el tribunal de quiebras con el fin de "maximizar el valor de sus activos, preservar la mayor cantidad de empleos posibles y buscar justicia para las víctimas", dijo el presidente Bob Weinstein (hermano del despedido Weinstein) en un comunicado.

Sin embargo, una de las condiciones que ha puesto el juez de la Corte de Bancarrota de los Estados Unidos en colaboración con la Fiscalía para dar luz verde a la venta es que la compañía libere a sus empleados de los acuerdos de confidencialidad que puedan haber firmado en el pasado.

"Nadie debería temer hablar o estar coaccionado para mantenerse callado", aseguró la The Weinstein Company en su comunicado, donde agradecía su iniciativa "a las personas valientes que ya han dado el paso. Sus voces han inspirado un movimiento para el cambio en todo el país y en todo el mundo", reconocía la compañía.

Esta ruptura de acuerdos podría conllevar una nueva oleada de testimonios en contra de Harvey Weinstein, que no en pocas ocasiones utilizó acuerdos económicos y contratos de confidencialidad para silenciar a las víctimas de sus supuestos abusos sexuales.