Franz Ferdinand: “En este disco nos sentimos liberados de las viejas reglas”

JAVIER HERRERO / EFE

  • El grupo lanza 'Always Ascending', su nuevo álbum "mezcla de futurismo y naturalidad".
  • "Necesitábamos un tiempo de recreo frente a las expectativas del 'qué vendrá'", declara Alex Kapranos, líder de la banda.

Franz Ferdinand

Con Always Ascending, su nuevo álbum, Franz Ferdinand se internan en "una nueva década" llena de cambios, tanto en su alineación como en el sonido, con teclados y ordenadores imponiéndose a las guitarras. "Nos sentíamos libres de las viejas reglas", reconocen en una charla.

Todo arranca en 2015 con el disco previo que lanzaron como FFS con el veterano grupo del glam rock Sparks. "Aquello nos resultó muy refrescante, porque necesitábamos un tiempo de recreo tras Right thoughts, right words, right action (2013) y frente a las expectativas del 'qué vendrá después'", explican Bob Hardy y Alex Kapranos.

A finales de ese año, acabada la gira conjunta, el vocalista y guitarrista principal de se compró un piano. "Es un instrumento increíble, la cosa más cara que me he comprado nunca, y disfruté mucho tocándolo, más que la guitarra", cuenta Kapranos, quien además descubrió los ordenadores como elemento de composición, no solo como una herramienta para procesar sonidos.

Tiempo después, en julio de 2016, Nick McCarthy anunció que se tomaba un descanso de la banda y así perdieron a su hasta entonces guitarra rítmica. En su lugar, entraron dos miembros más: Dino Bardot y Julian Corrie. "Junto a ellos todo era nuevo otra vez", coinciden.

A la suma de variantes hay que añadir otro nombre más, el del francés Philippe Zdar, la mitad del dúo de pop con sintetizadores Cassius y colaborador habitual de como Phoenix.

"Es un tipo muy emocional, muy humano, y sus producciones también lo son. Todo lo que hace suena muy poderoso, porque es capaz de hacerte sentir que tu corazón se rompe en mil pedazos y a la vez elevarte. Eso es lo que estábamos intentando conseguir con nuestra música", subraya Kapranos.

Futurismo y naturalidad

Frente a grabaciones previas, convivieron nada menos que durante 14 meses con sus nuevas canciones haciéndolas crecer con cada ensayo hasta que entraron al estudio hace casi un año y las dejaron registradas en tan solo seis días.

El resultado es "una mezcla homogénea de futurismo y naturalidad", reza la nota de prensa que desde hace meses anticipa este Always Ascending (Domino Records) que por fin está disponible desde hoy en tiendas y plataformas digitales.

"Más que un renacimiento, para nosotros marca el comienzo de una nueva década. Por eso escogimos ese título para el álbum. Fue muy divertido hacerlo. Nos sentíamos muy osados y liberados de las reglas o de seguir la vieja senda", destacan.

Sus nuevas canciones, algunas de las cuales ya sonaron el pasado verano en diferentes españoles, se vestirán de largo para un nuevo contacto con el público de aquí, ya que formarán parte del cartel del festival VIDA 2018 de Vilanova i La Geltrú (Barcelona) y contarán con cita doble en Madrid, en julio en Mad Cool y el 17 de marzo en La Riviera, en un formato singularmente íntimo.

"Tenemos una gran conexión no solo con España, sino también con el resto de países que hablan español, principalmente porque no sois personas cohibidas, o quizás porque os gusta deshaceros de esa timidez para disfrutar del momento, que es lo que a nosotros nos gusta como banda: una catarsis o una gran fiesta", proclaman.

Sobre lo que pasan de puntillas es sobre si la marcha de McCarthy es ya definitiva o se sigue considerando temporal. "Solo puedo decir que tocar con Julian y Dino es maravilloso", responde Kapranos.