Clara Lago: «Ojalá me ofrecieran interpretar a Cleopatra también en una película»

DANIEL G. APARICIO

Clara Lago

La actriz española Clara Lago no es nueva en el mundillo del doblaje. Ella puso voz a la protagonista de Hotel Transilvania tanto en la película original como en su secuela. Sin embargo, ahora se estrena en el doblaje de videojuegos, y lo hace como la mismísima reina Cleopatra en Assassin's Creed Origins (PlayStation 4, Xbox One y PC), la aventura con la que Ubisoft celebra el décimo aniversario de la franquicia. Lago, sorprendida por el nivel cinematográfico que poseen actualmente los videojuegos, ha hablado con 20minutos sobre esta nueva experiencia.

Las presentaciones de videojuegos cada vez se parecen más a las de cine, ¿no?
Sí, sí, qué expectación, ¿verdad? Pero es que se entiende. Yo cuando veo los vídeos, los teasers… es que flipo en colores. Es una locura el nivel de realismo al que llegan es increíble.

¿Cree que el trabajo de doblaje está infravalorado?
Bueno, a ver, es verdad que es interpretación, pero la mitad. Siempre decimos que al final la interpretación es mitad cuerpo mitad voz, y aquí estás poniendo la mitad. Además, en el trabajo de doblaje, cuando el original es de otro país, ya estás un poquito condicionado por la voz original. No sé ahora mismo quién era la actriz que interpreta a Cleopatra en la versión en inglés, pero yo tenía que asemejarme un poquito a ella, imitarla un poquito. No irme a la tonalidad del idioma, del inglés, pero sí ir en la misma línea que plantea la versión original. Hay que intentar adaptar eso a ti y al idioma que tú estés hablando.

¿Es muy diferente el doblaje de animación al de videojuegos?
Sí, primero porque no tienes un guion como tal, con una historia específica, cerrada de principio a fin, con sus diálogos y su trama lineal. Hay momentos donde vas frase por frase, muchas que no tienes muy claro en qué momento van a ir, de dónde vienen o a dónde van. Y sobre todo porque no siempre tienes la imagen de referencia. Estás solamente viendo las ondas de la voz original y, cuando ves que se acerca el momento en el que la onda empieza a hacer picos, que va a empezar a hablar, pues tú dices el texto. Eso te permite jugar de otra manera.

¿Cómo?
Es que es literalmente como un juego. Me lo pasé como una niña pequeña. Estaba yo sola en un cuartito y eso me daba confianza para soltarme y ponerme muy dramática. Tenía una libertad increíble para explotar mis habilidades teatrales.

Obviamente se ha divertido.
Muchísimo, pero es que además el personaje de Cleopatra… Vamos, me entraban unas ganas tremendas de que me lo ofrecieran… de verdad… en cine (risas). Eso me encantaría, me tiraría de cabeza.

¿Qué otro personaje histórico le gustaría interpretar?
Pues la verdad que ahora mismo no lo sé. Es que yo creo que, cuando piensas en personajes históricos, siempre te suelen venir más hombres a la mente. Por desgracia parece que las mujeres históricamente están más camufladas. Pero desde luego Cleopatra es uno de ellos, una de las primera figuras que te viene a la cabeza.

¿Cuál cree que es el atractivo del personaje?
Fue una mujer que se tuvo que desenvolver en un mundo de hombres, que era tremendamente inteligente y que tenía unas cualidades y unas habilidades políticas muy fuertes. Gran parte de su seducción era esa, que desbancaba los hombres porque entraba a cualquier sitio y, más allá de su belleza, fascinaba con su discurso, que era impecable. Y también tenía un punto de determinación y de ambición, justificado entre comillas por el hecho de que era una cuestión de supervivencia en ese momento, primero por la familia en la que le tocó nacer y segundo por el hecho de ser una mujer.

Domina el tema, ¿se ha documentado mucho?
Es verdad que el Antigo Egipto siempre me ha parecido superinteresante. No tengo ni idea, ¿eh?, para eso ya hay expertos en el tema, pero sí que es verdad que cuando me propusieron esto vi un documental sobre Cleopatra, para tener una mínima idea, y me pareció muy, muy interesante. Es de estos temas, de estos personajes que, cuando empiezas a rascar, te apetece excavar del todo.

Si pudiera elegir nacer en otra época, ¿cuál elegiría?
Pues de verdad que creo que el Antiguo Egipto sería una de las que elegiría, aunque sea por curiosidad. Quizás es verdad que lo piensas y, hombre, ahora ya estamos en un punto en el que vivimos muy cómodamente, a nivel de higiente, de comodidades y tal. Realmente era una época muy tremenda por otro lado. Si te tocaba nacer en un estrato social un poco bajo, chungo, pero si te llevan una semanita y luego puedes volver… jo, me encantaría.

¿Y alguna otra época?, ¿quizás el futuro?
¿Al futuro? Uf, a mí el futuro fíjate que me da miedito, ¿eh? Cada vez más, porque me parece que estamos yendo en una línea tan peligrosa… Nos estamos cargando el planeta a pasos agigantados. Creo que no somos todavía conscientes de lo cerca que estamos de que esto llegue a un punto irreversible, y de que realmente el futuro se convierta en un presente muy difícil de gestionar.

Tal vez ese sería un buen planteamiento para el próximo Assassin's Creed.
Sí, ya se han hecho muchas películas sobre este tema, pero un videojuego sería genial. Con este punto didáctico que tienen juegos como este, que yo realmente creo que es así y que a las nuevas generaciones hay que pillarlas por aquí, sería una muy buena manera de intentar concienciar sobre hacia dónde estamos yendo.

¿Juega o ha jugado alguna vez a videojuegos?
Cuando era más pequeña, sí, alguna vez. Jugué al Crash Bandicoot, al Rayman… pero no, la verdad es que no he sido muy de videojuegos. Ya te digo que cuando yo vi Assassin's Creed por primera vez no daba crédito de que eso fuera un videojuego. Los últimos a los que yo había jugado eran eso, un monigote que iba pasando pantallitas. Esto es una experiencia sensorial, no tiene nada que ver.

¿Y qué hace cuando tiene tiempo libre?
Soy muy cinéfila, me gusta mucho ver cine. Y series. También aprovecho para hacer deporte, me gusta mucho. Cuando estoy en Madrid no paro. He de reconocer que soy yonqui total del gimnasio donde voy, que ya es como mi segunda casa. Y luego soy muy de mis vinitos con mis amigos. ese punto social a mí me encanta. Las terracitas de Madrid…

¿Está viendo alguna serie actualmente?
Pues mira, ahora estoy viendo una que me resulta fascinante. No es actual, no sé de hace cuántos años es. Se llama En terapia, es de HBO, y es una locura. A mí es que me flipa la psicología y va de eso literalmente, terapias.

Pregunta obligada, ¿usted ha vivido o visto en España casos similares a los de Harvey Weinstein?
Hombre, a ese nivel, en España, no creo que haya. Yo he tenido la suerte de no vivir algo tan terrible, pero sí creo que el tema existe en cierto sentido. Es ese abuso de poder, del machismo, que ha existido siempre y que sigue existiendo en la actualidad. Pero yo particularmente a ese nivel no lo he vivido.

¿Las actrices que trabajan en España están tranquilas entonces?
Hombre, sí, en ese sentido sí, otra cosa es que te puedas quejar de asuntos como que no hay suficientes papeles femeninos interesantes. Hay que reivindicar esas cosas. Más Cleopatras hacen falta en el cine.

¿Cuál es su próximo proyecto?
Estoy ahora mismo rodando la película Gente que viene y va, de Patricia Font, en Barcelona, y la verdad es que estoy muy contenta. Es una comedia romántica y me lo estoy pasando fenomenal.