Guillermo del Toro: «He decidido tomarme un año sabático»

EFE

Guillermo del Toro

El realizador mexicano Guillermo del Toro anunció este jueves que ha decidido tomarse un año sabático tras la presentación de La forma del agua en la Mostra de Venecia, donde compite por primera vez por el León de Oro.

"La novedad es que, por primera vez en 25 años de carrera, he decidido tomarme un año sabático, me hacía falta. Y ahorita mismo me interesa mucho no hacer cine", dijo Del Toro al preguntarle por sus futuras películas.

Tras asegurar que proyectos como la cinta de animación Pinocchio van "bien", el realizador señaló que se tomará un breve descanso en su carrera. "Lo resistiré, no será difícil", aseguró sonriente.

Su nueva película sigue la estela de El laberinto del fauno (2006) o Hellboy (2004) y ahonda en su concepto de que "dentro de lo monstruoso está lo bello y dentro de lo normal está lo monstruoso". Con ella inaugurará el Festival de Sitges, del que también será padrino en su 50º aniversario.

Su película convence en Venecia

"La idea del monstruo como figura de redención es muy religiosa y muy personal para mí", además de cien por cien mexicana, resaltó. Ya ha recibido el aplauso unánime de la crítica tras su primera proyección en Venecia.

Se trata de un cuento de hadas protagonizado por un monstruo y una joven muda (interpretada por Sally Hawkins) en los Estados Unidos de 1962, un momento de sueños que se truncaron con la muerte de John Fitzgerald Kennedy, explicó Del Toro.

La define como una película muy política en la que aparecen el racismo, el sexismo, el clasismo, vivos entonces y ahora en opinión del realizador: "No hemos progresado mucho".

"Vivimos en un tiempo en que los políticos nos dicen todo lo que nos hace diferentes, lo que nos separa, lo que no nos une y a mí me interesaba muchísimo enseñar el poder del amor, que no tiene forma", precisó el cineasta.