Gazapos y deslices que les sacan los colores a la películas

CARLES RULL

  • 'La La Land', 'Moonlight', 'Guardianes de la Galaxia', 'Casablanca' o 'Psicosis', todas las tienen sus errores.
  • 'Deadpool' o 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos' contienen algunos de los mejores gazapos del pasado año.
  • Dedicado al clásico, recientemente se ha publicado 'Goof! Los mejores gazapos del cine' del periodista y presentador Víctor Arribas.

Accesorios que, como por arte de magia, cambian de lugar o color, aparecen y desaparecen. Heridas que se curan milagrosamente, al instante. Referencias que se avanzan años o décadas a la época en que se ambienta la historia. Son los gazapos de película. Errores de continuidad, argumentales, anacronismos o los que dejan en evidencia, dentro del encuadre, al equipo de filmación y de los que ninguna película se libra, por muy que sea.

Hay verdaderos expertos entre los espectadores en detectarlas, por mínimo que sea el fallo y aunque no afecte para a la calidad de la obra. Por ejemplo, La La Land. En la secuencia inicial de baile ,y en medio de un atasco en la autopista de Los Angeles, se pueden apreciar distintas abolladuras y marcas en los techos de los vehículos correspondientes a tomas anteriores; o el bolso de Mia (Emma Stone) cambia del amarillo, cuando entra en el café para encontrarse con Sebastian (Ryan Gosling), al color rojo una vez fuera. También al inicio, la acción transcurre en fechas navideñas, pero el móvil de Mia marca otra fecha, el 25 de enero.

Otro título importante de los Oscar de esta pasada edición fue Moonlight. A parte de la enorme e histórica pifia que se produjo al hacer público la ganadora a la mejor película, no escapó al ojo de los buenos cazadores de gazapos que cuando Juan (el oscarizado Mahershala Ali) regresa a su casa y se encuentra con Chiron en el jardín, en la escena también se cuela un miembro del equipo de rodaje, un cámara, detrás del retrovisor de un coche.

En la nueva versión Disney de La bella y la bestia hay unos cuantos. Revelador es el gazapo en el que los lobos no dejan marcadas sus huellas en la nieve, o el comprobar cómo el cuchillo de Gaston (Luke Evans) va cambiando de posición, justo antes de la escena en la que su sirviente Le Fou (Josh Gad) cante el tema titulado precisamente "Gaston".

En otra superproducción y de éxito tan reciente como Guardines de la Galaxia vol. 2, la sangre en la herida del lado derecho en el rostro de Star-Lord (Chris Pratt) desaparece al final de la película. O un detalle para los más fans de los cómics de Marvel, reconocido por el mismo director y guionista del filme, James Gunn; en uno de los dos cameos de Stan Lee —interpretando a uno de los "Vigilantes"—, este cuenta una anécdota sobre su encargo como empleado de la empresa de mensajería FedEx, una referencia a otro cameo suyo en las del universo Marvel, pero que no sucedía hasta 2016, a partir de los sucesos de Capitán América: Civil War, y no en 2014 que es cuando tiene lugar la segunda parte de los Guardianes.

Piratas, Animales fantásticos y Deadpool

Incluso en Piratas del Caribe: La venganza de salazar, aún sin estrenarse, ya se ha encontrado un desliz con el tráiler, pero solo afecta a la versión original en inglés. Uno de los nuevos jóvenes personajes, Henry Turner (Brenton Twhaites), le pregunta a Jack Sparrow (Johnny Depp), encerrado en un calabozo: ¿Dónde está tu barco? ¿Tus hombres?… ¿Tus pantalones?. En la versión original, de acuerdo con la web MovieMistakes.com, se utiliza la forma corta "pants" al referirse a los pantalones (Where are your "pants"), un término que no se utilizó en el lenguaje popular, y según el diccionario de Merriam-Webster, hasta 1840, unos 140 años después de la acción donde tiene lugar esta nueva aventura. relevante, pero que ilustra esa capacidad para hallar errores de los espectadores.

De entre las estrenadas el pasado año, uno de los gazapos preferidos de los usuarios de MovieMistakes.com pertenece a Deadpool, hacia el final, en una escena en la que Ajax (Ed Skrein) amenaza al superhéroe con un chuchillo. Según las tomas, hay un agujero causado por el arma blanca en la máscara de Deadpool que aparece y desaparece.

Otro es en Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Newt Scamander (Eddie Redmayne) cuenta que una de sus criaturas la encontró en Guinea Ecuatorial, pero el país obtuvo este nombre a partir de su independencia en 1968. En 1926, donde transcurre Animales fantásticos, el país centroafricano aún era una colonia española, y conocido como Guinea Española.

Goof! Y una de gazapos clásicos

En Cincuenta sombras más oscuras, un corsé forma parte de la lencería que Anastasia (Dakota Johnson) se pone para la escena del baile de máscaras; después, cuando Cristian (Jamie Dornan) le quite la ropa, en una habitación privada, la prenda ya no está. Más mágico es que el pelo de Anastasia permanezca seco pese a haber estado expuesto a una noche lluviosa, tal vez un homenaje velado a un gran clásico, Casablanca (1942), en el que la gabardina de Rick (Humphrey Bogart) queda empapada durante una escena en la estación de París, recordando su idilio con Ilsa (Ingrid Bergman), para al momento siguiente volver a lucirla perfectamente seca y planchada.

La de Casablanca es uno de los múltiples errores en grandes que se incluyen en Goof! Los mejores gazapos del cine, publicado este año y escrito por el periodista, presentador y gran amante del clásico Víctor Arribas. Un libro que recoge de manera amena y divertida esos errores, aunque como le gusta destacar al autor, estas pifias no hacen más que engrandecer los mitos de las mejores obras. Por supuesto, para en el caso de las malas. De hecho, los títulos más venerados y emblemáticos acostumbran a tener muchos fallos también porque han sido las más analizadas y visionadas una y otra vez por aficionados y estudiosos. "Goof" y "mistake" son los términos en inglés que más se utilizan para referirse a los gazapos.

Relojes de pulseras, zapatillas deportivas o pantalones vaqueros entre los extras y personajes de una de romanos; y también algún vehículo, como el Citroën dos caballos que se coló en La caída del Imperio Romano (1954) o el avión sobrevolando en alguna de las escenas de la Antigua Grecia de Troya (2004) con Brad Pitt. En la famosa escena de la ducha de Psicosis del maestro Hitchcock, la pupila de Janet Leigh revela que no está muerta, de lo contrario, estaría mucho más dilatada. Un detalle que tampoco le quita un ápice de mérito o credibilidad a uno de los momentos más célebres de la historia del cine.

Leer completo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.