hit counters

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos web infos proyecto: babelfm.com estadísticas para proyecto: babelfm.com etracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log

Encuentra tu pareja ideal en be2 | Compra lo nuevo de U2 | ¿Que buscas? Lo encontrarás en Ebay


Contacta - Busca - Foros - Vídeos -  Agenda  - MySpaceTienda música Fotos - Newsletter  / Dominios y hosting
»Ir a la nueva versión Web

 

 

 

IXO RAI!... LE LLEGÓ SU SAN MARTÍN
(Breve historia del animal)

Como muchos y muchas sabrán, Ixo Rai! nació de forma casual una "Cincomarzada" de 1988. La imposibilidad de actuar "La Orquestina del Fabirol" en la fiesta propició la creación de un grupo con el único objetivo de cumplir el expediente y gastarse el dinero del contrato en una suculenta comida. El grupo, tras el concierto se disolvería automáticamente en alcohol.


Meses más tarde, las fiestas del Pilar ofrecían otra posibilidad de exhibición para el grupo y decidió refundarse para repetir el rito anteriormente descrito. Pero el Pilar es "mucho escaparate" y sus componentes no tuvieron más remedio que juntarse de vez en cuando a cenar-ensayar para cumplir con dignidad con las asociaciones de vecinos/as, semanas culturales, pequeñas fiestas de institutos que poco a poco les iban reclamando.

El "mondongo" de Ixo Rai!, esa mezcla de instrumentos, ritmos y melodías con el que se reivindicaban, empieza a cocinarse en estos momentos con unos planteamientos limitados aún por los propios instrumentistas y con un sonido evidentemente "folki". Y con los meses, con su primer año, el grupo va creciendo cualitativa y cuantitativamente, porque como el buen tocino, este grupo no ha parado de engordar hasta que le ha llegado su San Martín. Al grupo, que había sido fundado por Fidel, Eugenio, Jesús, Alfonso, "Flip" y "Jota", se incorporó Juanito con la batería debutando con ellos unas fiestas del Pilar: fueron contratados un año más para el "Patio del Museo Provincial" y la noche del concierto, junto a Biella Nuei, tuvieron que suspender el concierto con el público sentado en las sillas porque no funcionaba el equipo de sonido. El concierto de Ixo Rai! se celebró esa misma noche, después del postre, en el bar "Arco del Dean" para los más allegados. Éxito arrollador e inmejorable debut de Juanito. Al poco tiempo se incorporaría José Luis con la guitarra eléctrica. La cosa empezaba a tener cuerpo.

El grupo fija su escondite en los sótanos de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (la "FABZ") y en él surgen mezclas, fundamentalmente instrumentales, que irán animando fiestas y plazas: "La Culebreta" de Graus, "Yebra folk Africa", El "Hasta siempre" de Carlos Puebla desde el "Hotel California" de los Eagles, "Jazz Lorenzo" ( o sease, el dance de las espadas de San Lorenzo de Huesca), o hasta el "Lantzeko Ihauteria" ("Carnaval de Lantz") que popularizase Oskorri.

En estos primeros años tuvimos que luchar con la confusión que creaban nuestros planeamientos musicales: nadie tenía claro si contrataba a un grupo folk, a una orquesta de baile o a una banda punk. De todo hicimos. En algún encuentro de mujeres en el Bajo Aragón acabamos tocando "No te vayas de Navarra" pero en Luesia acabamos tocando "Autopista al infierno" de AC/DC. Nos lo pasábamos francamente bien. En esta nómina no debemos olvidar los tres años seguidos que subimos a Nerín, cuando aún no le había llegado el tendido eléctrico, para hacer la ronda y el baile (sesiones de tarde y noche) durante los tres días de fiesta. O nuestra primera polémica con la invitación a bajarnos del escenario que recibimos en el 1º Congreso Mundial de Casas de Aragón. Y a todos estos lugares llegábamos con "la furgoneta de Juanito", que con ese tocino abierto en canal en sus laterales se situaba entre el circo ambulante y "Cárnicas Gállego".

Y llegó "el 92". Ese año tocamos en Zaragoza en un concierto "Contra la Europa del Capital" con "Reincidentes" y "Pizkerra", y en agosto, desde Nerín, nos fuimos a tocar una semana a la Expo de Sevilla. Siempre hemos navegado entre el surrealismo y la contradicción (como cualquier hijo/a de vecino/a). Pero hubo más cosas reseñables ese año, como nuestro primer baño de multitudes en el "Concierto por l'aragonés" con Gwendal y nuestra primera "crítica especializada". La cosa prometía.

Por fin, en 1993 llega nuestro primer disco, "Mosica & Mondongo", de la forma más entrañable. Nuestros amigos y amigas sacan a la venta bonos de financiación para el disco con distintas posibilidades económicas y con la única contraprestación de salir nombrado/a en los créditos del disco. "Medio kilo" por aquí, "medio kilo" nuestro y la inestimable ayuda del Ligallo de Fablans y José Antonio Labordeta y sale a la calle nuestro disco más "folki". Una vacuna contra el fundamentalismo musicotradicional.

El disco significará la consagración definitiva en Aragón, y al año siguiente los conciertos (entre 40 y 50 cada año), sobre todo en pueblos pequeños, se convierten en auténticos acontecimientos: casi mil personas en la estación de Caldearenas, donde en invierno llamaban al pueblo de al lado para poder completar las parejas para echar un guiñote; o Yebra de Basa, lugar de 100 vecinos, con la Guardia Civil organizando el aparcamiento en los prados anteriores al pueblo mientras el "cañón de seguimiento" que iba a utilizar el día siguiente Danza Invisible perdía su haz de luz en el cielo sobre la Iglesia del pueblo; o Labuerda, con la plaza abarrotada compitiendo con los desangelados festivales de L'Ainsa...; o nuestro bolo más surrealista: Carnavales de Huesca, Jai-Alai: Wet, Wet, Wet - Ixo Rai! (por este orden).

En 1995 sacamos nuestro segundo disco, "Pasa Pues!", y la cosa va creciendo. Entra Miguel en las percusiones y su llegada coincide con nuestro estreno televisivo que será "demoledor". Vamos a "Tele-Bilbao", nos rodeamos de adolescentes en "Zona Franca" de TVE y de unas señoras de Graus en el programa de María Teresa Campos, y grabamos el Especial Reyes de "Canal Nou" con artistas tan afines como La Unión, Coyote o Los Calaítos. En fin...
Más tarde coincidiríamos con Celtas Cortos en varios conciertos de su gira (menos de los que hubiéramos deseado) y acabamos la gira con ellos llenando el Pabellón Príncipe Felipe como en los mejores años del "CAI". Una experiencia inolvidable.
1997 será el año para nuestro tercer disco, "Último grito", con la colaboración de Jesús Cifuentes y Labordeta. Hasta llegamos a hablar con Mario Benedetti para musicar uno de sus poemas, "Por qué cantamos". Lo grabamos, pero finalmente, pese a su beneplácito, no pudimos publicarlo porque un músico argentino tenía los derechos sobre esos versos y no accedió a darnos su permiso.

Cada vez tocamos menos en Aragón y más fuera. Entra "Baño" con su saxofón en el grupo y debuta un fin de semana con un "bolo" en Peraltilla (Somontano de Barbastro) al que acuden con pancartas y octavillas en nuestra contra los mozos de Belver de Cinca donde una semana antes habíamos suspendido el concierto, y al día siguiente nos hacemos un concierto de lo más abertzale en Basusarri (Iparralde / País Vasco Francés). Este año nos metemos en Interpeñas con Ska-p y 20.000 personas más. Un exceso.

En 1999 grabamos "Entalto", el disco con que definitivamente daremos vueltas por los rincones más insospechados del Estado. Con él llegamos a entrar en la lista de la AFIVE (por lo visto, algo muy importante). Empezamos a familiarizarnos con Madrid, con las ruedas de prensa, las entrevistas encadenadas y con los buitres que viven en ese encantador mundo de la música más o menos comercial. Y este año se incorpora desde la rancia meseta "el ínclito, el maravilloso, el de los dedos vertiginosos": Piti. También embotellamos nuestro primer y único vino: "Cura Pérez", un reserva de Cariñena que nos trajo experiencias increíbles de guerrilleros, ONGs y radios en Miami.

Al año siguiente publicaríamos un frustrado directo ("Circo Rai") fruto de esas miserias en las que se mueven las discográficas, los derechos, los "royaltis", las exclusividades... Un disco corto y rácano que afortunadamente se completó con un vídeo de esa noche sin cortapisas y que deja para la posteridad la justa medida del grupo: el directo.

Y por fin, en 2001, nuestro último trabajo. "Con el agua al cuello". Después de 13 años y 6 discos, el primer disco con un productor ajeno al grupo y el primer y único disco grabado fuera de Zaragoza. Un trabajo que nos gusta y que la mala promoción ha enterrado en vida. A estos bolos postreros se sumará el "último gaitero" de Ixo Rai!: Pepín Banzo, de los Banzo de toda la vida.

Y casi sin darnos cuenta después de mucho comer y de mucho andar; de vivir experiencias impensables desde aquella Cincomarzada de 1988, como es ley de vida, nos llegó nuestro San Martín. Siempre pensaremos que pudo durar mucho más pero jamás llegamos a pensar que iba a durar tanto. No hay que darle más vueltas, esto es a grandes rasgos y con pequeños detalles lo que ha sido Ixo Rai!. Seguro que mucha gente os podrá contar muchas cosas más, buenas y malas, de esta pequeña historia. A ella también le podéis preguntar porque esa Gente es la que realmente hizo Ixo Rai!.

Con afecto,
IXO RAI!